Monsanto: corporación maligna


Existe gran cantidad de empresas malévolas, que emplean malas prácticas para alcanzar mayores beneficios económicos, pero, por la diversidad de su mal actuar, Monsanto destaca ampliamente.

Monsanto es una empresa fundada en 1901 en el Imperio Villano (USA) que ha ido variando su orientación a lo largo de su historia, pero siempre con la misma maldad y desprecio total hacia todos los seres que habitan el planeta (humanos incluidos).  Produjo los dañinos edulcorantes artificiales: sacarina (cancerígeno) y aspartame (cáncer, esclerosis, pérdida de memoria, depresión, etc). Fue el principal productor de PCB (policlorobifenilos), un material utilizado como aislante de equipos eléctricos, altamente dañino y contaminante.  Aun sabiendo sobre la posibilidad de efectos dañinos desde 1937, Monsanto siguió produciendo y comercializando este material hasta que fue prohibido en USA por ser cancerígeno y ocasionar otros problemas a la salud, además de no degradarse por siglos. El pueblo donde se producía, Abernathy, quedó lleno de gente enferma.

Monsanto, junto con otras empresas, fue responsable de la producción del agente naranja, un  químico utilizado por el ejército invasor por antonomasia (US Army) en Vietnam, con el propósito de arrasar con la vegetación para hacer vulnerables a los guerrilleros del Viet Cong (Frente Nacional de Liberación de Vietnam). Este químico trajo consecuencias tanto a los vietnamitas como a los soldados yankees invasores, en la forma de cánceres, hijos con malformaciones (aún se da esto, después de 4 generaciones), etc.

Asimismo,  Monsanto es el inventor de la hormona de crecimiento bovino sintética, conocida como somatropina bovina recombinante, que aumenta la producción de leche en las vacas pero que, a su vez, trae graves consecuencias a la salud de éstas, como infecciones a las ubres y dolor. Debido a estas infecciones la leche resultante está llena de pus y de los antibióticos que se les inyecta a las víctimas de esta mala práctica.

Actualmente, sus principales productos son el Round Up y las semillas transgénicas. Los cultivos transgénicos, además de ser sospechosos de causar alergias y algunos otros males al ser consumidos, causan contaminación genética y dependencia económica. Los agricultores, engañados con promesas de aumentar su producción, compran estas semillas transgénicas (OGM u organismos genéticamente modificados), usan el Round Up (un herbicida utilizado para matar la “mala hierba”) para preparar el terreno, entre otros agroquímicos, cultivan sus suelos y cosechan tal vez un poco más que antes. Pero luego pasa que tienen que comprar más semillas a Monsanto, sea porque los plantas nacidas a partir de estas semillas transgénicas, son estériles o sea porque han firmado un contrato por el cual no pueden almacenar semillas para el siguiente cultivo (cuestiones de propiedad intelectual sobre el material genético). Si los agricultores quieren volver a las semillas convencionales, se encontrará con que éstas no pueden dar origen a una nueva planta, debido a que el suelo está contaminado con el Roud-Up y/u otros agroquímicos a los cuales sólo son inmunes las semillas genéticamente modificadas de Monsanto, haciéndose así dependientes de esta empresa. Casi como vender el alma al diablo. Esta dependencia económica, y el consiguiente empobrecimiento de la gente del campo, es uno de los motivos por los cuales La India ocupa el 4to lugar en tasa de suicidios y el 1er lugar por cantidad de suicidios en el Mundo, registrándose más de 135 000 suicidios en el 2010. Es también motivo de corrupción de funcionarios, como ocurrió en Indonesia, donde un funcionario del Ministerio del Ambiente fue sobornado para evitar la evaluación de impactos ambientales para la entrada de algodón genéticamente modificado, por lo cual Monsanto tuvo que pagar 1.5 millones de dólares en multas. Así puede haber ocurrido con funcionarios de otros países, presidentes incluidos.

Por si fuera poco, Monsanto es cliente de Huntingdon Life Science (HLS), una contrata utilizada por muchas empresas grandes para experimentar en animales, y protegida por el gobierno británico.

Para mayor información sobre esta transnacional maligna, se puede visitar
http://www.combat-monsanto.es/O ver los documentales El mundo Según Monsanto (Le Monde selon Monsanto),  Food Inc (Comida S.A.) y La Corporación (The Corporation), alojados en Youtube y Vimeo.

Paul

Anuncios

9 comentarios

  1. Los transgénicos son un peligro para la salud y alimentación mundial, hagamos conciencia de su significado y socialicemos porque más vale tarde que nunca. y exigir a las empresas qué productos en el Perú son transgénicos, porque no lo dicen. S.O.S

  2. Así es, Gina. Kizás los efectos en la salud no sean tan evidentes(y no por eso se podría afirmar su inocuidad), pero sí son evidentes las implicancias económicas y contra la biodiversidad. Exijamos el etiketado y la difusión de información!

  3. Hoy este personaje Jorge Duque, Director de Planeación Operativa, PRONACA. en el Foro Internacional de TICs en el sector Agropecuario Ecuatoriano, tuvo la desfachatez y la osadía de decir que en Ecuador ya consumimos maíz, soya, etc, y que no nos ha pasado nada, y que por lo tanto para mejorar la productividad se debe usar transgenicos, lo peor esque esta empresa es representante de Monsanto en Ecuador, http://www.pronaca.com/site/principal.jsp?arb=306 nos están envenenando, ayuden a denuciar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s