Marcha Nacional del Agua (10 de febrero)


Esta marcha nace del deseo de hacer prevalecer nuestros recursos hídricos y todo lo concerniente a nuestro patrimonio territorial antes que los beneficios que se puedan obtener a partir del desarrollo que ofrecen las mineras que poco o nada aportan a los que veían cómo, con el pasar de los meses, se les iba prohibiendo el acceso a sus propios territorios. Ante ello, un pueblo cajamarquino muy bien organizado emprendió su recorrido hacia Lima ,trayendo no sólo pancartas y su voz de protesta sino la convicción de exigir la anulación del proyecto minero Conga, la intangibilidad de las cabeceras de cuenca y la prohibición del cianuro y el mercurio en actividades mineras. A aquel pueblo se unieron centenares de personas de distintas regiones que también se han visto afectadas, ya sea por otras mineras o por petroquímicas, como es el caso de Ica, que se está convirtiendo en botadero de relaves.

En la llegada a Lima no se vio indiferencia en las calles, sino más bien cuantiosas muestras de apoyo, desde el ofrecimiento de desayunos, ollas comunes, hospedaje, donación de viáticos y abrazos de ciudadano limeño a honorable agricultor. Ha sido muy gratificante ver la organización de distintos colectivos, comedores y asociaciones para ofrecer una estadía digna en los días en los que los guardianes del agua estuvieron acá .Muy emocionante ver al campesino de Celendín caminando junto a la periodista de España, al universitario limeño junto al obrero de Arequipa. La niña de Choropampa, cargada en brazos por su padre, también aplaudía al ver a otros niños limeños aplaudir su recorrido, miles de voces de niños, jóvenes y adultos marchaban con entusiasmo y esperanza. Sin distinciones los peruanos se unieron en una gran manifestación de defensa a la vida, de verdadero amor por el Perú, pero más que ello amor hacia la madre tierra, porque lo que sucede aquí repercute allá, y por ello también observamos a muchos visitantes de otros países que se plegaron a este maravilloso recorrido lleno de color, danzas, improvisados carnavales con serpentina y vivas emocionantes pro defensa de lo que será para las futuras generaciones un verdadero tesoro si es que hoy se sabe valorar y proteger. Ellos, los muchas veces silenciados y minimizados, han traído un gran mensaje lleno de esa sabiduría ancestral con la que nuestra milenaria cultura llegó a ser tan desarrollada.

Kelly Cecilia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s