Green Hill: EL RESCATE


Lo acontecido el pasado 28 de abril en la localidad de Montechiari, en Brescia, al norte de Italia, es de gran relevancia para la Lucha Animalista por la capacidad de alcance a nivel nacional, en forma de protesta y, en el plano internacional, como frente de apoyo a los activistas recluidos; asimismo, por plasmar y difundir el rechazo frente a la crianza de aproximadamente 2500 beagles en la empresa multinacional Green Hill, los cuales tendrían como destino la vivisección(a), es decir, todo tipo de experimentación estando vivos.

La manifestación ocurrió a las afueras del criadero mientras las fuerzas del orden resguardaban acordonando las instalaciones. Eran las 16:15 cuando algunos participantes sobrepasaron la valla de seguridad para llegar a las jaulas donde se hallaban los canes en cautiverio, entre cachorros y hembras preñadas. Se avizora al primer animal rescatado, la alegría invade a la concurrencia entre gritos y aplausos. Logran salvarse cerca de 30 perros. Durante el disturbio, la policía cierra la salida del pueblo, empiezan a detener a 12 de los protestatarios, quienes fueron recluidos en Brescia. Por otro lado, los oficiales ‘recuperaron’ entre 7 u 8 de los animales rescatados previamente. Para el 30 de abril, los activistas son liberados, se solicita la salida de estos retirándoles los cargos imputados.

Cabe resaltar que existen variados eventos públicos en demanda de diversos derechos que logran convocar a una amplia audiencia dispuesta a elevar sus voces en desacuerdo y organizarse para generar vías alternas en pro de las mejoras que reclaman. El ciberactivismo se ha convertido en toda una revolución con gran poder de movilización que conlleva a la acción colectiva tanto en espacio virtual como real, estrategia bien empleada por los defensores animalistas, consiguiendo sensibilizar y reunir a personas con una latente indignación ante al sufrimiento de las otras especies, pero que desde sus individualidades no podrían ocasionar mayores efectos para la protección de aquellos. Es así que el movimiento animalista emerge y se consolida. De este modo, se sumó como soporte una serie de concentraciones frente a las diferentes embajadas de Italia como signo de disconformidad por las repercusiones legales impuestas a los activistas, dando pie a la Jornada Internacional contra la experimentación animal el 8 de mayo. Por lo que se presenta a la finalización de la nota 3 reseñas anecdóticas de activistas colaboradoras que gentilmente brindaron unos minutos de su tiempo para expresarnos su opinión respecto a su participación en el acto y en relación al tema en crítica.

Es importante recordar situaciones anteriores en los que se criminaliza la lucha por los derechos animales de especies ajenas a la humana; tal es el caso del movimiento animalista austriaco, que el 21 de mayo del 2008(b) sufre una masiva arremetida por parte de la seguridad estatal: 24 casas y oficinas de miembros y organizaciones animalistas fueron registradas arbitrariamente a las 06:15 a.m. Existiendo una falta de esclarecimiento respecto a las pruebas de las acusaciones, 10 personas quedan bajo prisión preventiva. Huelga de hambre por parte de 7 detenidos, constantes campañas virtuales a través de foros y convocatorias para mandar correos electrónicos a las autoridades austriacas como símbolo de respaldo a los recluidos, entre otras muestras de apoyo. Pasados 3 meses son liberados sin mayores explicaciones. Ante el éxito de las asociaciones animalistas en Austria, se ha venido enlodando sus logros bajo el nombre de ‘actividades terroristas’, pese a no argumentar la ilegalidad de las manifestaciones. Por otra parte, 12 participantes de Igualdad Animal y Equanimal son detenidos el 22 de junio del 2011 por la Guardia Civil española en distintas provincias en cumplimiento a la ordenanza del Juzgado de Instrucción de Santiago de Compostela, son aislados y tildados de  ‘ecologistas radicales’ pertenecientes al Frente de Liberación Animal, a lo que Javier Moreno, portavoz de Igualdad Animal, explica: “El Frente de Liberación Animal no existe como tal, no es un grupo organizado con una jerarquía, es cualquier persona que vaya a un lugar y libere animales, jugándose su libertad para dársela a otros de forma pacífica”(c) De igual forma al caso austríaco, las movilizaciones virtuales fueron de gran respaldo para dejar en claro a las autoridades que hay un fuerza creciente, y estructurándose en defensa de los derechos animales, es así que pasado un mes se les otorgó la libertad a los activistas.

Para culminar el presente escrito sólo resta mencionar que hemos podido apreciar cómo se incrimina la Lucha Animalista, lo que obedece a los intereses de sectores empresariales que buscan lucrar a costa de la cosificación de animales no humanos como es el caso de los beagles en Green Hill, entonces se deja una pregunta en el aire para quienes aún no se animan a sumarse a la causa: ¿Deben ser vistos los individuos de especies distintas a la humana como propiedad privada sujeta a la explotación?; por último, este bien conocido cuestionamiento va para los defensores animalistas que tienen una visión sesgada de su lucha: “¿Defiendes a unos y te comes a otros?”

Sabrina Rdz

Teresa Torres
Activista en Lima (UPA) y en New York, USA

Tuve la oportunidad de asistir a la protesta en Nueva York. Aproximadamente nos reunimos 30 personas e informamos a los paseantes sobre Green Hill, también a los miembros de la embajada y a los visitantes. Fue gratificante comprobar que todos se solidarizaban con la causa y se espantaban al conocer los horrores de la vivisección. Junto a carteles de los cachorros liberados mostrábamos lo que la ‘ciencia’ hace con ellos, no solo perros, sino también monos, conejos, etc. Lo que hizo especial esta protesta fue contar con gente de diferentes países, no solo estadounidenses, sino también activistas de México, Argentina, y yo de Perú. De hecho, el portavoz era argentino-italiano, y pudo conversar en italiano con miembros de la embajada. Grabamos un video de apoyo para los activistas italianos. Gritábamos los lemas en italiano e inglés, recuerdo especialmente: ‘Green Hill chiudere! Liberta per tutti i cani’ (¡Green Hill cerrará! ¡Libertad para todos los perros!). Esperemos que con el apoyo mundial pronto estos centros de tortura y muerte sean cosa del pasado.

Silvia Barquero
Portavoz del Partido Animalista PACMA – Madrid, España

Vivimos un momento muy especial ante la Embajada Italiana en Madrid. Éramos conscientes de que en todo el mundo pequeños grupos de activistas formábamos un gran ejército de apoyo a los compañeros italianos que liberaron a los Beagle de la granja de experimentación animal de Green Hill. Una noticia que nos da alas y esperanzas a todos los que trabajamos para construir un mundo mejor para los animales. Esas esperanzas están plasmadas en una foto, la de las manos de tantas personas alzadas socorriendo a esos animales recién liberados del horror, superando barreras, estarán siempre en mi memoria.

Valeria Saavedra
Activista por los derechos animales-Lima, Perú

La acción realizada por activistas, que lograron rescatar a varios perros de raza Beagle destinados a ser parte de crueles experimentos como la vivisección en Italia, es una muestra de valentía, coraje, amor e indignación que determinaron la puesta en marcha de dicha acción. Es por ese motivo que, personalmente, yo me sumé a la manifestación en respaldo a esos activistas que hubo en Lima porque considero que es cruel lo que hacen muchos seres humanos con otros seres indefensos solo por lucrar, obtener ganancias para sus beneficios o por diversión. Es importante que demostraciones como éstas se realicen porque permite concientizar a demás personas y a transmitir mensajes e información sobre por qué nos sentimos indignados ante tanto maltrato animal, para denunciar esas prácticas aterradoras. Los animales no tienen como quejarse ante una crueldad, sin embargo, están aquellas personas que alzan su voz de protesta por ellos y defienden las causas justas.


Video que compila los sucesos en las afueras de Green Hill y el rescate de los beagles: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=YDD2cjqQjUQ

(a) Esto incluye las pruebas de medicamentos o de otras sustancias químicas, experimentos psicológicos, tales como la privación de comida, de agua, y de sueño, o la aplicación de descargas eléctricas. También se podría incluir la mutilación, o la práctica de remover quirúrgicamente partes de un animal e injertarlas en el cuerpo de otro. Asociación Hans Ruesch para la abolición de la vivisección (México): http://www.aboliciondelaviviseccion.mex.tl/

(bMayor información: http://www.lahaine.org/index.php?p=30542

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s