Venezuela: Chávez y Capriles piensan parecido


Capriles y Chávez - imagen de Informe 21
Capriles y Chávez – Imagen de Informe 21 (no sabemos de dónde es el medio)

por David Roca Basadre

Difícilmente se puede llamar revolucionario –en el sentido de cambio real, radical– a un proceso que se sustenta en elevar los niveles de consumo a partir de la distribución de recursos fácilmente obtenidos y que, incluso, declara toda una zona del país (el estado de Zulía) como el sacrificado para que los demás puedan vivir esa vorágine que toma como referente de vida y de prosperidad los modos occidentales, causantes principales del cambio climático.
Tamaño despropósito es el llamado socialismo del siglo XXI inventado por Hugo Chávez y que, aparte de redistribuir recursos de manera más equitativa que la derecha corrupta que lo precedió y que finalmente lo engendró como respuesta, no luce mayores méritos que ameriten reconocimiento alguno por parte de quienes aspiramos a una ruptura profunda con el sistema-mundo que vivimos y que ha prohijado todas las amenazas que hoy recaen sobre la humanidad.
El incremento de recursos en manos de las personas, al haberse dado sin planificación ideológica, ha generado una mayor demanda de productos suntuarios, lo que es particularmente llamativo entre poblaciones muy pobres y poco habituadas al consumo. Lo que tiene que ver, ciertamente, con que el mayor promotor de ese tipo de dispendio –la actividad publicitaria– actúa sin control y aparentemente sin mayor objeción de parte del Estado, indiferente al discurso ideológico inscrito en esta actividad ni a la subterránea y permanente inducción subliminal al consumo y a la posibilidad de modelos de vida ajenos, nunca puestos en cuestión.
Al otro extremo, la demanda de productos básicos alimenticios se ha centrado en aquellos que son los habituales de poblaciones pobres –harinas y similares–, lo que revela un desbalance grave con lo anterior y constituye una paradoja que solo se explica por un estancamiento de los sectores más pobres, apenas asistidos y sin salida real, sino tan solo aparente, de su condición de pobreza.
Este aspecto es importante subrayarlo, porque constituye la médula para comprender el espíritu general de la población inserta en el llamado proceso bolivariano de Venezuela, y que al constituirse en su fuerza motriz, requiere sintonizar con la dirección del gobierno en general. Y en ese sector favorecido con las reformas, las aspiraciones de sociedad de las clases dominantes tradicionales no son sustancialmente diferentes.
Como lo dice a su manera marxista la investigadora brasileña Carla Ferreira: “Chávez, personificando la alianza policlasista del Gobierno Bolivariano a través de un tipo de liderazgo de carácter pequeño‐burgués, oscila pendular y constantemente entre los intereses de los trabajadores y la burguesía”, y es que la voluntad de Chávez no está en una ruptura real, sino que apenas es un proceso de recomposición de la clase dirigente venezolana, que luego de décadas de corrupción y latrocinio requería de sangre nueva para perpetuar una forma de vida que Chávez no cuestiona.
Eso explica el crecimiento de Capriles, que, en términos prácticos, discrepa de Chávez porque defiende intereses muy concretos y de alguna manera ligados a los que gobernaron antes –aunque hable mal de ADECO y COPEI– pero que ideológicamente no discrepa demasiado del proyecto bolivariano, más allá de probables privatizaciones.
El viraje de muchos electores chavistas hacia el contendor de la derecha se explica claramente en que, finalmente, las visiones del mundo de ambos no difieren en mucho, las aspiraciones que presentaron al pueblo venezolano, no son tan lejanas una de otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s