Arabia Saudi: Lo que no te cuentan del rival amistoso de la selección peruana de fútbol de este 3 de junio.


Por: J. Nadir
Mayo 2018

“Ver que otros no gozan es lo que me produce goce, de que sufran las peores humillaciones se deriva el placer de decirse uno: Bien mirado yo soy más feliz que esa canalla que se llama pueblo. Donde quiera que los hombres sean iguales y no exista esta diferencia, tampoco existirá nunca la felicidad”.

-Frase de un fascista en la película “Saló o Los 120 días de Sodoma (1975)”-

¿Islam radical? ¿Wahabismo? ¿Monarquías absolutas en pleno siglo XXI? ¿Países fabricados por potencias? ¿Decapitaciones públicas? Puede sonar chocante para el lector covencional.

Es menester dar a conocer al mundo a la monarquía más sanguinaria, misógina, criminal y opresora, la Inquisición del presente siglo, que está ¡protegida! por EE.UU y las potencias de Occidente, si, los mismos autores del embargo económico que provocó la hambruna en Venezuela y cuyo objetivo es aprovechar la crisis para derrocar a Maduro; que quieren derrocar a los gobiernos laicos de Siria y Líbano a sangre y fuego. Potencias que derrocan a gobiernos democráticos y han puesto en el poder a infinidad de dictadores fascistas, como Pinochet en Chile, y que crearon al Talibán para ponerlo en el poder en Afganistán y hasta le dedicaron una película (Rambo 3), poniendo a esos terroristas como héroes y a los rusos como los malos. Lo curioso es que la propaganda yankee y la de El Comercio, ATV o Latina nos vende el humo de que EE.UU está contra los gobiernos de izquierda porque son, según su lógica enferma, “Terroristas, promotores de políticas retrógradas y contrarias a la libertad y los DD.HH”; sin comentarios. Primero, esa “cantinflada” ni ellos mismos se la creen y con la aparición de RT (rival ruso de CNN) cada vez más gente se entera de la verdad. Segundo, si hablamos de TERRORISMO, de lo RETRÓGRADO, de atentados contra la LIBERTAD y violación de DD.HH, es en Arabia Saudí donde existe toda esa lacra y con la complicidad criminal de EE.UU, quien, además, es su principal aliado comercial y militar en el mundo.

También es la ocasión de aclarar lo que es el Islam y desmantelar los mitos y estereotipos arraigados en torno al mismo.

¿Sabían ustedes que lo que la prensa oficial llama ‘ISLAM RADICAL’ en realidad se llama WAHABISMO? Nombre que esa prensa oculta y que es casi desconocido en su totalidad, incluso por los academicistas y seudozquierdistas de escritorio y terno.

¿Que es el wahabismo?

El wahabismo es una corriente político-religiosa surgida en el siglo XVIII basada en una interpretación ultraconservadora, extremista, bélica, “verticalista”, elitista y misógina de las escrituras islámicas. Pretendía ser una especie de “reforma” puritana que combatía la “alienación”; etiqueta a quienes que no estén de acuerdo con ellos como apóstatas y, según ellos, merecen la muerte (takfirismo). Es la culpable de causar desunión entre los musulmanes y, debido a esto, recibió apoyo del imperio británico (véase el Acuerdo de Sykes Picot y la Declaración de Balfour).

 

El wahabismo no se expandió por la fuerza del razonamiento y la convicción sino mediante la crueldad, el derramamiento de sangre y el apoyo de potencias extranjeras que querían dividir a los pueblos árabes en base a intereses colonialistas. El wahabismo es hoy la ideología oficial de la monarquía criminal que gobierna Arabia Saudí, país de laboratorio (como Israel) que nació recién en 1938; un país joven creado por Reino Unido y protegido hoy por EE.UU, quien le vende armas para masacrar a su propio pueblo, compra su petroleo y les deja financiar y crear mezquitas salafistas donde nacen nuevos terroristas (Bin Laden y sus secuaces eran saudíes).

Occidente calla y oculta los crimenes de esa monarquía absoluta, la apoya cuando su pueblo se le rebela y le da armas para que maten niños en Yemen. En Arabia Saudí ejercer el el activismo por los derechos humanos, el ateísmo y el libre pensamiento está penado con la muerte (en Abril condenaron a muerte a un joven de 20 años por ateo); existe un apartheid terrorífico de género: las mujeres no pueden conducir vehículos, y les está prohibido viajar, salir solas, quitarse el velo o tener sexo fuera del matrimonio, bajo pena de cárcel y muerte; si violan a una mujer es culpada de adulterio y va a prisión.

Su versión del islam no tiene nada que ver con el Islam de Mahoma, el cual le dio a la mujer derechos que en la Arabia preislámica no tenía, y el cual dio nacimiento a la Edad de Oro del Islam que fue como el Renacimiento. En la Edad de Oro del Islam se dio una primavera científica, intelectual, comercial y cultural que jamás se había visto, mientras que en Occidente La Santa Inquisición católica bañaba en sangre la ciencia y el arte, y masacraba a otros pueblos con las Cruzadas. Los postulados del wahabismo tienen sus orígenes en los jariyitas, extremistas religiosos contra los cuales el propio Mahoma advirtió y luchó. Cuando Mahoma murió, los jariyitas empezaron su guerra dividiendo y matando incluso al yerno de Mahoma, Ali. El wahabismo es al islam lo que el sionismo al judaísmo y la Inquisición al cristianismo, sirve para desprestigiarlo.

Los líderes de Occidente, con su doble cara, propagandizan racismo contra los árabes pero protegen a la monarquía mas oscurantista, retrógrada, terrorista y asesina en pleno siglo XXI, para así garantizar su influencia en el Medio Oriente. La amnesia colectiva olvida también que fue EE.UU quien apoyó a los terroristas muyahidines en Afganistán (y hasta les hicieron propaganda descarada con RAMBO 3; incluso Ronald Reagan tuvo el descaro de reunirse con sus líderes en la Casa Blanca y los llamó ‘Soldados por la Libertad’). Olvidan que el Talibán fue una creación de EE.UU (y eso lo sabe cualquier afgano de la calle), que Al Qaeda se fabricó en los “laboratorios” de la CIA; que el mismo Bin Laden fue entrenado y armado por la CIA para luchar contra la URSS en los 80’s y que todo eso lo reconoció abiertamente Hillary Clinton (ver videos en Youtube).

El wahabismo es la ideología del ISIS, mercenarios de EE.UU usados para derrocar y matar a Bashar Al Assad, el presidente de Siria. Al ver frustrado su plan (Siria derrotó al ISIS con ayuda de Rusia), EE.UU ha atacado Siria y está inventando calumnias para provocar una nueva masacre contra ese país soberano.

Por si no sabían, ni en Siria ni Indonesia ni en ningún país de mayoría musulmana oprimen a la mujer, eso solo sucede en Arabia Saudi y unos cuantos territorios ocupados por los muyahidines de EE.UU. Por si no sabían las mujeres saudíes escapan a Líbano para huir de la opresión misógina de la monarquía (Líbano es un país con mucha libertad); y Hezbollah, grupo guerrillero libanés, a quienes la prensa mercenaria pretende acusar de ‘extremistas religiosos’, en realidad plantea en su programa una república democrática laica, con separación mezquita-estado; son enemigos del Isis y otros mercenarios de EE.UU y apoyan a Palestina contra la agresión sionista de Israel, otro país de laboratorio creado por Reino Unido a sangre y fuego en 1947 en tierras palestinas.

Lo que nos venden como Islam no es Islam. El wahabismo es, junto al sionismo, el verdadero fascismo del presente siglo.

Se les recomienda ver y difundir el documental Saudi Arabia Uncovered (ARABIA SAUDI AL DESCUBIERTO), hecho por jóvenes británicos y saudíes encubiertos, emitido por la cadena de televisión ITV, y que ya está subtitulado.

#Infórmense

Relacionados:
Petición para que Argentina no juegue con Israel, país violador de derechos humanos
Caso de jugador palestino herido por francontirador israelí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s